Video: Bienvenido a Yamaha, Valentino Rossi!

El año 2010 empezó, se podría decir, la «mala racha» de Valentino Rossi. Y el año 2010, tras regresar de una horrible lesión que lo dejó fuera de posibilidades, su entonces compañero de equipo, Jorge Lorenzo, se coronó campeón por primera vez. Luego de eso, Rossi abandonó la marca del diapasón, y así a una YZR-M1 a la cual le tenía un gran aprecio, por ser una moto que le brindó muchas alegrías y triunfos, y en definitiva, por ser en gran medida una «hija» suya.

En una unión que parecía forjada en el cielo, Rossi partió a Ducati. Pero el italiano nunca se sintió cómodo con la moto roja, y pese a que vistió los elegantes colores italianos, hasta el día de hoy le preguntas a alguien en qué moto se imagina el número 46 y te dirán Yamaha. Ni Honda, ni Ducati, ni Aprilia…el 46 va con fondo azul.

Es uno de esos sueños del encargado de marketing…lograr un reconocimiento de «marca» que trasciende lo visible, lo factual, lo real. Al igual que le preguntas a cualquier y te dirá que el equipo que acaba de dejar Rossi es el de «Marlboro Ducati» -pese a que hace tiempo ni siquiera se nombra oficialmente así, y el único indicio de Marlboro es el color rojo de las motos, que tampoco es muy obvio porque rojo es un color típico de la era moderna de Ducati-, el número 46 ha alcanzado una vinculación casi inconsciente con los colores de Yamaha. Ver una Yamaha FIAT con el 46 parece de lo más natural.

Entonces, resulta claro. Yamaha no busca necesariamente un segundo campeón; al campeón actual, a quien es defendiblemente el piloto más sólido en la actualidad del MotoGP, ya lo tienen asegurado. Yamaha necesita la cara visible, el entusiasmante, el simpático Rossi. La mina de oro de marketing: Valentino Rossi. (De paso recordemos que FIAT se fue de Yamaha al mismo tiempo que Rossi, dejando bastante herido el presupuesto del departamento de MotoGP de la marca japonesa. Hay mucho que recuperar.)

Con la llegada de Rossi Yamaha puede apuntar con mayor fuerza a conquistar los mercados emergentes del sudeste asiático. Más aun, corren rumores de que ahora Monster -bebida de Rossi- se ha interesado por capturar a ambos pilotos bajo su marca, participando de mayor forma en el equipo Yamaha (aunque no con tanto protagonismo como lo hacía FIAT en su momento). Todos escenarios atractivos para Yamaha, no cabe duda.

Y así, sin grandes efectos cinematográficos, pero con un buen resumen del relato que Yamaha transmite acerca de Rossi; el equipo ha preparado un video de bienvenida a casa, para el siete veces campeón de MotoGP/GP500, Valentino Rossi.

 

Comparte en tus Redes Sociales