Etienne Lavigne, director de la prueba, entrega un ChronoDakar al presidente chileno Sebastián Piñera.

2019 sin Argentina podría llegar el Dakar más duro en la historia de América

Fuentes extraoficiales confirman que el país trasandino que no faltó nunca en la competencia desde 2009 podría quedar fuera del evento por falta de acuerdo y por estar en busca prioritaria de la Fórmula 1.

Cuando todos imaginaban que la relación entre el Dakar y Argentina iba a ser eterna, horas atrás se supo que este país no será parte de la próxima edición y, a cambio, Ecuador debutará en la competencia más difícil del planeta en 2019.
Si bien la empresa organizadora, Amaury Sport Organisation (ASO), no confirmó el trazado, ya tiene todo preparado para el año entrante y en unas semanas dará a conocer el recorrido.

Perú confirmó su presencia y Chile lo hará en unos días, pero Ecuador también se mete de lleno y ya hay un trayecto que circula en las redes sociales, aunque no es oficial, pero “cuando el río suena, es porque piedras trae”.
Otro dato no menor es la baja de Bolivia, después de cinco ediciones consecutivas y la firme intención del gobierno de Evo Morales por mantener la carrera, pero la constante queja de pilotos por las complicaciones del trayecto y el grito enfurecido de pobladores contra las autoridades y el “no queremos Dakar”, apartaron al país del Altiplano.

Después de tres ediciones ausente (de 2016 a 2018), Chile se anota como el punto de partida y la carrera tomará rumbo hacia el norte: La Serena, Copiapó y Arica posiblemente sean las cuatro etapas dentro del país.
Luego, el Dakar pasará a Perú, donde este año solo tuvo halagos por sus impresionantes dunas, similares a las de África (lugar de origen de la competencia).
En tierras incaicas, Tacna será la primera ciudad en recibir a los competidores que luego irán rumbo a Lima, Chiclayo y Piura. Finalmente, en Cuenca será el cierre de telón.

Un viejo anhelo

Desde que la ASO arribó al sur del continente americano, tuvo el sueño de hacer alguna edición por la costa del océano Pacífico o diagramar un trayecto imponente entre Tierra del Fuego y Colombia. Esta vez, el Pacífico ganó y en 2019 sobrarán trayectos sobre arena.
Entre la capital chilena y la única ciudad ecuatoriana hay 4.742 kilómetros, pero seguramente habrá etapas llamadas “rulos”, que comiencen y terminen en una misma localidad, como las de este año Pisco-Pisco, Marcona-Marcona y Córdoba-Córdoba, debido a que solo se mencionan ocho vivacs: tres en Chile, cuatro en Perú y el restante en Ecuador.
La edición del próximo año será la decimoprimera tras el alejamiento de África por la amenaza terrorista de 2008 y pese a que esta vez Argentina dejará de lado su asistencia, aún será el país que más ha recibido al Dakar, en 10 ocasiones.
Chile sumará su octava participación, Perú su cuarta y Ecuador será el debutante. Atrás quedó Bolivia, con cinco participaciones y Paraguay, con solo una.

Obsesión por la Fórmula 1

Desde el Gobierno Argentino nadie dio explicaciones sobre el alejamiento del Dakar, pero sí hay un secreto a voces: están obsesionados con traer la Fórmula 1 en 2019 y prefieren invertir una millonaria cifra en esa competencia.
Pocos pilotos se pronunciaron al respecto. Uno fue Jeremías González Ferioli. “No perdamos el Dakar”, pidió.

 

Comparte en tus Redes Sociales
0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
Instagram