«Cambia todo Cambia» de Rojo a Plata fue el Gran Premio de Bahrein

Lewis Hamilton se ha hecho con una victoria inesperada gracias a una avería en el motor del Ferrari de Charles Leclerc, el piloto del día, cuando se encaminaba hacia un triunfo casi hecho. El monegasco se quedó sin turbo a falta de 11 vueltas y el vigente campeón, que ya estaba contento con el segundo, vio el cielo abierto y logra su primer triunfo del año y la 74 de su carrera deportiva (a 17 de Schymacher).

Fue una debacle total para Ferrari, por causas diferentes. Charles Leclerc no pudo ganar por pura mala suerte, pero hoy se ha postulado como el mejor piloto del equipo y una apuesta muy seria para ser campeón del mundo. El Maranello parecen haber encontrado un verdadero caballo ganador, al que la presión no le puede y es capaz de sobreponerse a la adversidad, como su mala salida.

Vettel vio la puerta abierta para una victoria de libro, cuando el monegasco patinó en al salida y perdió dos posiciones, la primera y la segunda contra Bottas. En lugar de ponerse nervioso, se centró en recuperarse y un error del ganador en Australia le permitió colocarse segundo de nuevo en la vuelta 2. le separaban dos segundos de Seb, pero no iba a suponer un problema.

Vettel, sobrepasado

Con un ritmo infernal, Leclerc le enjugó la diferencia a su compañero, lo alcanzó y lo rebasó como si su coche fuera de un equipo de la zona media. Era la vuelta 6 de carrera y comenzaba una cabalgada estelar a la que Vettel nunca pudo responder. Y es inevitable pensar que quizá Ferrari ha desperdiciado los dos últimos años con un piloto venido a menos y que no es capaz de mantener en los lances apretados de carrera. Podría tener dos títulos en el bolsillo e ir a por el tercero.

Y el calvario del alemán. tetracampeón con un Red Bull intratable en aquellos días, no había terminado. Tras la segunda parada (vuelta 38) Hamilton llegó por detrás y tras un intento fallido, le adelantó haciéndole un verdadero traje. Inerme y sobrepasado, Vettel trompeó él solo y perdió el alerón delantero antes de llegar a boxes. Desde aquí habrá que ver de qué pasta está hecho, pues le espera una temporada muy larga por delante.

Norris, sexto, y 8 puntos para McLaren

Y Lando Norris, que en la salida cayó al 13º, no se puso nervioso y se dedicó a poner el ritmo que le ofrecía un muy buen McLaren. Llevó al coche hasta la meta y gracias al doble abandono final de los Renault y logró el sexto puesto. Son los primeros puntos del equipo de Woking, aunque el MCL34 ha demostrado que tiene una camino esperanzador por delante.

Resultados y Fuente. MARCA.Com
Comparte en tus Redes Sociales