Fuente: MOTOR BOX RADIO

Citroën dice adiós al WRC

Citroën Racing divulgó un comunicado oficial con dos informaciones claras y tajantes: la marca se retira inmediatamente del WRC a raíz de la decisión de Sebastien Ogier de abandonar el equipo. Según se afirmó desde la marca francesa, esto permitirá reforzar sus programas de carreras cliente en todo el mundo, incluida la Argentina, donde el fabricante pretende desembarcar con Miguel Baldoni como piloto. Tras esta decisión, el seis veces campeón anunciaría su llegada a Toyota el próximo lunes. Esapekka Lappi podría encontrar refugio en M-Sport, pero el futuro los C3 WRC es aún desconocido.

“Citroën Racing tenía un compromiso de dos años con sus los C3 WRC que conducían los binomios Sebastien Ogier / Julien Ingrassia y Esapekka Lappi / Jane Ferm (2019-2020). Pero, sin Sebastien Ogier y sin ningún piloto de primera clase disponible para luchar por un título mundial, Citroën toma la decisión de retirarse por adelantado de su programa en el WRC”, expresó el comunicado oficial.

Linda Jackson, CEO de Citroën, declaró: “Nuestra decisión de retirarnos del programa WRC es consecuente con la determinación de Sébastien Ogier de dejar Citroën Racing. Obviamente, no hemos deseado esta situación, pero no podríamos imaginar la temporada 2020 sin Sebastien. Me gustaría agradecer al equipo Citroën Racing por su pasión y compromiso. Estamos orgullosos de ser una de las marcas con más títulos en la historia del WRC, con 102 victorias y 8 títulos de fabricantes”.

Tras esta determinación, la marca del doble chevrón rescindirá el contrato con sus pilotos, lo cual obligará al fabricante a compensar económicamente a Ogier y Lappi. Con la salida de Citroën ya consumada, el seis veces campeón avanzará con su incorporación al equipo Toyota. De hecho, Autosport aseguró que el próximo lunes se anunciará la llegada del francés al equipo de Tommi Makinen, junto a Elfyn Evans y Kalle Rovanpera.

Para Lappi, el futuro ha quedado con un margen muy limitado, ya que el anuncio de Citroën redujo la cantidad de butacas disponibles en el WRC. El segundo Ford Fiesta de M-Sport, que será desocupado por Evans, es ahora la única vacante full time de primera línea que queda disponible. De esta manera, es muy probable que el campeón 2016 del WRC 2 pueda encontrar refugio en el equipo de Malcolm Wilson, así lo aseguró el medio belga Derniere Heure.

“No voy a mentirles, estas son muy malas noticias para mí, para nosotros y para toda la familia de rally”, declaró Lappi en sus redes sociales. “Lo siento por el personal y los fanáticos. Pero no había mucho más que pudiera hacerse. He comenzado a trabajar para encontrar otra butaca para los próximos años. No tengo mucho tiempo, pero sé que tengo un equipo bueno y fuerte a mi alrededor”.

De momento, aún existe también una extensa lista de pilotos desempleados para la próxima temporada, tales como Jari-Matti Latvala, Kris Meeke, Andreas Mikkelsen, Mads Ostberg y Hayden Paddon, quienes no tienen contrato para 2020.

Con respecto al futuro de los C3 WRC, los cuales dejarán de ser empleados por el fabricante, aun no se han emitido detalles ni especulaciones sobre su futuro. La última vez que la marca del doble chevrón dejó el campeonato, sus DS3 WRC pasaron a ser operados por el equipo PH Sport, uno de los clientes más fuertes del Grupo PSA.

Sin embargo, llevar adelante una estructura con los actuales World Rally Car de forma privada supondría una exorbitante inversión, solamente sostenible a corto plazo  mediante el aporte presupuestario de pilotos con fuertes auspiciantes.

El retorno de socios estratégicos como Khalid Al Qassimi y su sponsor Abu Dhabi podrían facilitar el funcionamiento de un eventual equipo privado. Aún así, cabe recordar que dicho patrocinador abandonó Citroën hace un año para realizar un balance de sus compromisos en el mundo motor. Sin embargo, en aquel momento se dejó una leyenda en las redes sociales que decía: “Nos vemos en 2020”, con lo cual, se podría especular con el posible retorno de un equipo privado, respaldado por Abu Dhabi.

Anteriormente, Citroën ya había abandonado el WRC en 2005 y 2016, pero en ambas ocasiones se debió a que la marca destinó sus recursos a desarrollar vehículos que luego fueron empleados para regresar posteriormente al Mundial de Rally. Sin embargo, esta vez no habrá un retorno inmediato para el fabricante, ya que PSA Motorsport anunció que los únicos programas que respaldará a partir de 2022 serán el de la Fórmula E, con DS, y el del World Endurance Championship (WEC), con Peugeot.

El comunicado oficial, emitido hoy por Citroën, explicó que: “esta decisión permite a Citroën reorientar el enfoque de sus medios de marketing en su estrategia de marca, para abordar las apuestas actuales con respecto a la transición energética con el lanzamiento de una nueva generación de modelos electrificados a partir de 2020”.

Esto lógicamente respalda la decisión del director de PSA Motorsport, Jean-Marc Finot, quien había anticipado la semana pasada la decisión de apoyar solamente dos programas híbridos / eléctricos en el automovilismo a nivel. Dicho motivo, acompañado por la salida de Sebastien Ogier, fueron las dos claves que llevaron a la marca del doble chevrón a cancelar precipitadamente la continuidad de su programa en el WRC.

Tras esta decisión, el fabricante anunció que: “en base a la experiencia y capacidad de PSA Motorsport, los programas de carreras clientes de Citroën se reforzarán en 2020, con un apoyo y un compromiso ampliado hacia los clientes de los C3 R5 en todo el mundo”. Al respecto de esto, cabe recordar la intención de la marca de desembarcar en la Argentina y en Sudamérica, con un programa R5.

Esto ya había quedado muy claro desde fines de octubre, cuando Citroën organizó una sesión de test en Fafe, Portugal, donde convocó a varios pilotos. Entre ellos, estaba ni más ni menos que Miguel Baldoni, quien había declarado a El Diario de la Republica que: “tuvimos una reunión con los referentes de Citroën y ahí me contaron que el objetivo es desembarcar con un R5 para el Rally Argentino y Sudamericano, y que estoy en sus planes. Realmente es un sueño. Representar a Citroën en Argentina sería un orgullo y la posibilidad de que se abran otras puertas”.

“Esta invitación fue increíble. Estoy agradecido a todos en Citroën Racing por haber dado la chance. Lo más importante es que se generó un buen vínculo. El objetivo que se planteó va a tener su máxima expresión la próxima temporada con el desembarco de un auto en Argentina para posicionarlo tanto en el campeonato local como en el Sudamericano”, declaró el piloto de San Luis.

Baldoni integró una plantilla de seis pilotos que fueron invitados por el fabricante para probar el C3 R5. El sexteto también integraba a Dennis Romero, el ecuatoriano radicado en Estados Unidos, quien además compite en el equipo Baratec del Rally Argentino.

Otro de los pilotos fue el campeón mexicano, Ricardo Cordero, quien probó junto a los hermanos bolivianos Sebastián y Rodrigo Careaga. Por último, el único competidor europeo que tomó parte del test fue el ruso Nikolay Gryazin, quien recientemente también ha testeado un Hyundai i20 R5.

Por Twitter: @Mazzucchelli_L

Comparte en tus Redes Sociales