Cómo medir la presión de un neumático (paso a paso)

Monday, 5th June, 2017
los-mejores-neumaticos-726x400

La importancia de un buen neumático radica en que este es el único medio de contacto entre el suelo y el coche. Es por este motivo que debes saber medir la presión de un neumático. Llevar en tu automóvil una presión de inflado adecuada es muy importante para obtener el mejor rendimiento del neumático.

La presión de inflado correcta es la que recomienda el fabricante del neumático, para conocer cual es la presión a la que deben ir tus neumáticos consulta con el manual de instrucciones de tu auto. La presión de inflado generalmente está entre los 28 a 30 psi. en vehículos ligeros. Esta presión debe controlarse como mínimo cada 15 días e incluyendo la rueda de repuesto.

Instrucciones:
1- Para poder medir la presión de un neumático debes utilizar un manómetro. En el caso que no dispongas de uno, puedes ir a la estación de servicio mas cercana que tengas, normalmente ahí siempre disponen de ellos.
2- Si vas a la estación de servicio, una vez llegues ahí tienes que buscar la zona de Aire y Agua.
3- Una vez hayas llegado a la zona de Aire, estaciona tu auto delante, para el motor, pon el freno de mano y baja de tu vehículo.
4- Seguidamente, ves rueda por rueda (incluso la de repuesto) y quitales el tapón, este normalmente está situado en el interior de la llanta, lo verás fácilmente por que es de color negro. Una vez hayas quitado todos los tapones, guardalós en un lugar seguro, es muy importante que no los pierdas.

5- Después dirigete a la máquina de Aire y agarra la manguera y pon la manguera dentro del “pituto” o válvula de una rueda. Debes hacerlo suavemente pero a la vez de una forma segura y debes poner la manguera hasta el final del pituto. Ten cuidado no te asustes, cuando pongas el inicio de la manguera vas a oir un ruido de aire, no te preocupes, es normal.

6- Una vez tengas bien puesta la manguera, despazate hacia la máquina de aire y es ahí donde podras medir o calibrar la presión de un neumático.
7- Haz lo mismo para todos los neumáticos del vehículo, incluido el de repuesto.

8- Una vez hayas medido la presión de todos los neumáticos, comprueba los resultados obtenidos con lo que preconiza el fabricante de tu auto (para ello puedes consultar el manual de instrucciones).

9- Si detectas que algún de tus neumáticos tiene la presión baja, debes ponerle aire. Por el contrario, si detectas que algún de tus neumáticos tiene la presión demasiado elevada, debes quitarle aire.

Comenta:

 
Espacio Publicitario