¿Culpable o inocente? FADECH abre el debate

Un comunicado emitido por la Federación Chilena de Automovilismo (FADECH) en el que se informa de la formalización del ex presidente de la Asociación Deportiva Local Fuegüina de Automovilismo (ADELFA), Francisco Aguilar, abre el debate por la reponsabilidad que le pueda caber a este por la negación de dejar competir a un piloto que contaba con la aprobación de un juez de la república.

Así nace parte de la historia

Una denuncia por desacato flagrante al negarse a acatar una resolución de la Corte Suprema de Justicia, que le devolvía en todos los términos su calidad de piloto asociado a la Federación de Automovilismo de Chile (Fadech) y, por ende, lo facultaba para participar del 39° Gran Premio de la Hermandad, formuló ayer ante Carabineros de Porvenir el navegante del auto de competición de Andrés Navarro, Camilo Barbería.

La denuncia la formalizó en contra del comisario deportivo de la prueba automovilística, Teodoro Martinic, y del presidente nacional de la Fadech, Mauricio Melo, máximas autoridades por la parte chilena del Gran Premio, que se organiza en conjunto con sus similares de Tierra del Fuego argentina.

La solicitud ante la policía uniformada -explicó el propio Barbería- se debe a que ambas autoridades del automovilismo federado nacional se negaron a acatar un dictamen del máximo tribunal del país, que le restituía al copiloto puntarenense su calidad de socio federado de la Fadech y, por ende, le facultaba para integrar nuevamente una dupla de piloto. Lo que le fue negado ayer, al momento de engrillar a la largada de la primera etapa del Gran Premio, cuando integraba el binomio con Andrés Navarro del auto número 222 de la Categoría B, para salir en el 181° lugar entre 204 máquinas.

Barbería explicó que, a través de su abogado particular, debió recurrir ante la Corte de Apelaciones de Santiago en 2011 por un recurso de protección, después de que la Fadech le negó su licencia de piloto deportivo, al parecer por un tema que se arrastraba de antes, cuando denunció ciertas irregularidades que todavía se están investigando.

Al demostrar que cumplía todos los requisitos exigidos y tras un largo proceso, la resolución judicial lo favoreció con fecha 31 de enero de 2012, disponiendo su reintegro a la Fadech.

«Pagando por otros»

Tras los sucesos conocidos fue Francisco Aguilar quien debió ser notificado por la justicia como máxima autoridad y fuentes cercanas informaron que fue «practicamente» enviado por los dirigentes de FADECH a cumplir con el trámite que hoy le hace figurar en calidad de procesado según informa la propia federación en un comunicado oficial que publicó en su página web.

Parte del comunicado publicado por la FADECH
Parte del comunicado publicado por la FADECH

Orden judicial se
notificó sólo a Adelfa (párrafo: La Prensa Austral)

Teodoro Martinic, dijo que se enteró del problema del navegante Camilo Barbería cuando le llegó una orden judicial a Adelfa de entregarle una licencia, lo que no se pudo hacer porque es anormal, pues para obtenerla existe todo un procedimiento regulado por normas y exigencias. Al igual que al presidente de Fadech, aseguró tampoco haber sido notificado de una resolución judicial en su contra.

 

Comparte en tus Redes Sociales