Danilo Guic «Hay que dar vuelta la página y queremos seguir»

El Rally de Punta Arenas ha visto el debut de una nueva tripulación de Rally. La categoría N2 fue la que recibió a la dupla Guic-Lorca que pese a hacer sus primeros kilómetros en la disciplina, arrastran consigo una buena experiencia motorsport, principalmente del mundo de las motos. (Fotos Sebastián Garay Leiva)

Uno de los debut que se hizo esperar, muchos pensaron que por su cercanía a la actividad podría haberse concretado antes, sin embargo supo esperar y más allá de todo desenlace, Danilo Guic mostró que linaje tuerca tiene y que está para grandes cosas.

El piloto del Team Crosur fue navegado por su amigo y también debutante en Rally, Jaime Lorca. Juntos tomaron las riendas del Renault Clio N2 que estaba disponible en su taller y se embarcaron en el desafío que les entregó emociones extremas.

Respecto a su debuto señaló «De alguna manera, el Clio estaba ahí, esperando que alguien lo use y muchas veces a Branko y mi Papá les preguntaron si estaba a la venta y yo les pedí que no lo vendan, que tenía ganas de correr en algún momento. Esperé un poco y ahora se dió y le dimos»

Jaime Lorca de navegante: «Con Jaime somos amigos desde hace mucho tiempo y entre las juntas un día se lo propuse y me dijo que sí, que le gustaría y así salió».

Preparación y Experiencia

«El auto lo probamos antes en el campo pero con neumáticos convencionales, luego ya directamente a correr y montamos ruedas de rally. Al poco andar noté que la adherencia era buena y le dimos no más.

La experiencia para los dos fue muy gratificante, la pasamos ¡muy muy bien! y claro, quedamos con ‘la bala pasada’ pero quedamos con ganas de volver».

El momento crítico

«Fue una muy mala suerte, imagínate. Yo debutando y se quema el auto. Hoy ya más frío lo analizamos con mi Papá y hermano y queremos seguir en esto.

Veníamos bien, ordenados y en tiempos competitivos, nuestra idea siempre fue hacer kilómetros para sumar experiencia. Jaime lo venía haciendo muy bien en su primera vez de copiloto. El auto perdio potencia, lo paramos a un costado y nos bajamos a avisar a los demás como es el protocolo de seguridad, pero el auto comenzó con mucho humo primero y en cosa de segundos ya era fuego.

Lamentablemente tuvimos que ver cómo se quemaba el auto, una experiencia muy fuerte y más aún debutando, pero hay que dar vuelta la página y seguir. Queremos volver. No sé cuando pero las ganas están».

En el cierre de la entrevista no podía faltar consultarle a un amable y distendido Danilo ¿Gran Premio de la Hermandad?, a la cual recibimos un certero «Es lo que todos queremos algún día».

En llamas y completamente calcinado el Renault Clio N2. 

 

Comparte en tus Redes Sociales