Carlos Sainz, Lucas Cruz, Emil Bergkvist, Mattias Ekström, Édouard Boulanger, Stéphane Peterhansel, Julius Seebach, Andreas Roos

El “Dream Team” de AUDI para su híbrido en el Dakar 2022

Audi Sport debutará en el Rally Dakar 2022, del 2 al 14 de enero en Arabia Saudita, con un prototipo híbrido 4×4 que promete revolucionar la especialidad y con una alineación de pilotos que es considerado, por la misma marca, como el “Dream team”.

Carlos Sainz y Lucas Cruz, Stéphane Peterhansel y Edouard Boulanger y Mattias Ekström y Emil Bergkvist será el trío de pilotos y navegantes que representará a la fábrica de los Cuatro anillos en la competencia más dura y extrema del planeta.

“No es exagerado hablar de un ‘equipo de ensueño’. Stéphane es el piloto de Dakar más exitoso de todos los tiempos. Carlos es un ganador múltiple del Dakar y campeón del mundo de rallies. Con Mattias ya celebramos muchos éxitos de Audi en el pasado y es uno de los conductores más versátiles del mundo. Además de mucha velocidad, todos están agregando una cantidad extrema de experiencia y motivación a nuestro equipo. Lo mismo ocurre con sus copilotos, que juegan un papel cada vez más importante en el Rally Dakar”, indicó Julius Seebach, director general de Audi Sport.

El equipo desarrollará y probará, en los próximos meses, el prototipo 4×4 híbrido, con tren motriz eléctrico, que la marca alemana lleva más de un año diseñando con la colaboración de Q Motorsport. Según se conoce, el vehículo tiene ruedas más grandes que los coches actuales, chasis más ancho y suspensiones con mayor recorrido.

“El Dakar es una de las últimas aventuras de este mundo. Y está al borde de un cambio radical: el futuro es eléctrico. En 10 años, todo el mundo conducirá coches eléctricos. El Dakar es una prueba extrema para esta tecnología. Queremos ser el primer equipo que gane el Rally Dakar con un tren motriz eléctrico. Estoy deseando abordar este proyecto tan ambicioso con Audi”, expresó “Monsieur Dakar”.

Sainz, por su parte, manifestó: “Con 59 años, sigo teniendo hambre, si no, no habría aceptado este nuevo reto. Incluso cuando era niño, mi sueño era convertirme en piloto de rallies. Mi pasión no ha cambiado. El Audi quattro cambió el Campeonato del Mundo de rallies para siempre. Ahora estamos intentando algo parecido en el Dakar. Los ingenieros tienen mucha más libertad en el Dakar que en otras competiciones. Confío plenamente en los ingenieros de Audi e intentaré ayudarles con mi experiencia a desarrollar un coche rápido y exitoso. El Dakar es el reto definitivo para un tren motriz eléctrico. Es un proyecto fantástico y extremo. Estoy impaciente por probar el coche por primera vez. Lo que he visto hasta ahora me da confianza”.

Comparte en tus Redes Sociales