Hamilton es un mal educado y Mercedes no aceptará esa condición

Hay dos tipos de personas, dos tipos de pilotos: los que cuando fracasan miran a su interior y felicitan al contrario y los que echan la culpa a lo que sucede a su alrededor y no quieren ni ver al que les ha ganado. Nico Rosberg es de los primeros, Lewis Hamilton pertenece al segundo grupo. Es una evidencia forjada en su educación y en su manera de ser. En Mónaco venció el alemán y el británico fue segundo, algo que sucede por primera vez este año con los dos coches en pista. Y Hamilton ha empezado a liarla.

En Mercedes no ha gustado. Nada. Y Niki Lauda, director ejecutivo de la escudería germana, ha dado el primer toque de atención: “Entiendo que Lewis no esté contento pero debe aceptar que otro piloto fue más rápido. No me gustó lo que vi en el podio, como no saludaba a su compañero, algo que Nico siempre ha hecho, eso no es bueno. No es porque yo sea educado, sino por la marca Mercedes. Nico le abrazó en Bahrain, donde estuvieron luchando uno contra otro”.

El austríaco, tricampeón del mundo, sabe lo que puede pasar y cree poder arreglarlo: “Espero que antes de llegar a Canadá esté todo solucionado. Hablaré con ellos, como siempre hago. Siempre me llaman cuando tienen problemas. Es normal; pasé lo mismo con Prost. Odiaba a este piloto pero, al menos, le saludaba por la mañana. Hay ciertos límites y puedo volverlos a introducir, porque hablo su idioma, el idioma de los pilotos, y ellos me entienden, les gusto y no hay problema. Me reuniré con Lewis”. Tiene trabajo…
(Por Manuel Franco)
as.com

Comparte en tus Redes Sociales