Kawasaki domina el Tazón de Oro

Así como esas radios latinoamericanas que pasan temas en inglés pero los anuncian con una traducción de su nombre al español, hablemos del legendario desafío de resistencia: Bol d’Or.

El Bol d’Or se desarrolla -cómo no- en Francia desde el año 1922, y así como la mayoría de las carreras de resistencia, es frecuentemente ignorado por la prensa, pese a constituir una de las formas de carrera más interesantes y, se podría argumentar, relevantes para el ciudadano común. Esto, porque al tener que competir los pilotos en equipos de tres durante 24 horas, la carrera significa una puesta a prueba magnífica de motores, componentes y sobre todo neumáticos.

En general, además de las caídas, la principal razón para el debacle de un equipo es el ámbito técnico. Así, una carrera de resistencia cuenta con el tan vertiginoso elemento de las paradas de pits, y las fallas eléctricas y mecánicas son la pesadilla de los equipos. En esta ocasión, tanto el equipo Honda TT Legends (el cual incorpora a los próceres John McGuinness, Michael Dunlop y Simon Andrews), como el BMW Motorrad France quedaron fuera, el primero por una falla que ocasionó un sobrecalentamiento del motor, y el segundo por caídas acumuladas que terminaron por dejar obsoleta la S1000RR.

El equipo Kawasaki oficial, con los pilotos Gregory Leblanc, Loris Baz y Jérémy Guarnoni, fue el claro triunfador cumplidas 24 horas y 20 segundos, marcando 808 vueltas al circuito francés de Magny-Cours. El segundo equipo, con la Yamaha R1 de Monster Energy rindió 9 vueltas menos.

La próxima fecha de la Copa del Mundo FIM de Resistencia es el legendario 8 horas de Suzuka, a realizarse el 28 de julio.

foto

Comparte en tus Redes Sociales