Hoy vamos a hablar de la magia…..

Esa magia que te atrapa y no te deja salir… magia que se clava hasta las entrañas de una nueva especie humana. Una que vive 11 meses del año preparando un solo momento…

Estamos en la mitad de agosto, si. La mejor fecha del año para todo aquel que ha respirado un centímetro de GPH…. el fin de semana que nos entrega más que un sentimiento.

Una tradición que se convierte en estilo de vida desde el primer momento que se rosa un ápice de la carrera, que pasó a estar en el adn de cada fueguino y contagiado tal pandemia (maldita palabra de moda) a cada persona que llegó a conocerla.

Algo poco incomprensible, un shock que no quita ni la más fuerte de las bofetadas.

Esta carrera tradición, esta carrera veloz, esta carrera loca…. esta carrera que enamora.

La misma que te encanta, te abandona y te vuelve a tomar.

Esa que te hace parte de la identidad de los pueblos tallados a fuego por el esfuerzo y la perseverancia.

La lejanía, el frió que cala hasta los huesos y el viento que nos puede botar, pero nunca derribar.

Esta es la Hermandad donde todos son importantes… el mecánico, el que colabora por momentos, el que solo acompaña, el que cocina y los que cuentan historias. LOS AMIGOS

Aquí cada función es fundamental, la del sponsor grande que apoya el evento y del pequeño que auspicia con esfuerzo. Los que limpian el auto lo hacen con oficio, los que auxilian en la ruta lo hacen con profesionalismo.

Ir a bordo te demanda, te exige y te eleva a otra dimensión.

Pero para estar en la ruta hay que tener coraje, equipos de puta madre y perdóneme la expresión, pero mientras se arma el equipo de asistencia uno ya sacó la parrilla y otro por ahi una que otra infusión para el frío.

Quien dijo que no se goza estar a la vera del camino…

Agosto y chulengos… agosto y noches de taller. Agosto que nos haces soñar.

Agosto que queremos olvidar cuando nos golpeas o agosto que no queremos que se acabe cuando nos das alguna muestra de cariño, aunque sea mínima…

Agosto es un mes más solamente para muchos…. para nosotros la vida.

GPH Nunca dejes de llegar…..

En Agosto Hay una fuerza motriz más poderosa que la energía atómica. Esa fuerza es La Hermandad y no se puede acabar.

Te veremos crecer, te veremos cambiar como cambian los viejos y cómo cambian nuestros hijos, pero vivirás siendo parte del aire…. imborrable, indómita… única.

Próceres de la patria son homenajeados en este evento… y próceres de la hermandad se van creando, formando y heredando tradición.

Que nada más en la vida nos quite lo más añorado.

Que una pandemia no borre lo que ni en un conflicto político pudo parar.

Que la necedad de las personas no nos haga olvidar que debemos enfrentar la modernidad.

Debemos y tenemos la obligación de hacer todo… absolutamente todo lo que esté en nuestras manos para que esto no muera.

Debemos y tenemos la obligación de ceder, de entender y de delegar.

Debemos y tenemos la obligación de sentarnos con el que no nos agrada, porque ahí está la grandeza de hombre y de su patrimonio deportivo llamado Hermandad.

No dejemos de luchar… no dejemos de creer, de soñar y sobre todo de trabajar por el nombre mágico y maravilloso que se dice fuerte en agosto de cada año… GRAN PREMIO DE LA HERMANDAD ARGENTINO CHILENO. Donde las banderas son reemplazadas por una cuadriculada que funde ilusiones, espíritus y nos hace más iguales… más hermanos.

Larga vida al GPH

#QuedateEnCasa

Comparte en tus Redes Sociales