Le quedó grande el nombre a la 2ª fecha del Rally

Este fin de semana se disputó por primera vez la competencia automovilística bajo el nombre de «Rally de Magallanes», inserto en el Campeonato del Patagonia Rally Club. La carrera estuvo marcada por las deserciones, finalizando menos de la mitad de los participantes. En lo deportivo la calidad de autos y competidores sigue mostrando evolución y espectáculo, con excelente presentación de las máquinas y gran pericia conductiva.

El nombre de la región tuvo una de las presentaciones más «pobres» de las competencias de Rally en caminos aledaños a Punta Arenas. La carrera se disputó en dos sectores, uno fue el Circuito de Buggy Cross donde se corrió tres veces el mismo tramo y recibió la mayor cantidad de criticas de los competidores por lo «duro» y destructor para las máquinas.

El otro sector de la carrera fue la zona del Vertedero y Estancia Radich camino que recibió a 4 de los 7 tramos de carrera. Ahí se corrió ida y regreso en dos ocasiones. El estado del piso se presentó bueno en gran parte del trazado de poco más de 25 kilómetros, no obstante el sector alto dejó caer algunas máquinas, ya que el mejoramiento no llegó hasta el último sector.

La carrera presentó 31 inscritos y sólo finalizaron 14 binomios la carrera lo que porcentualmente arroja el 55 % de abandonos.

El Auto 0 igual fue uno de los abandonos, pero además de no poder finalizar con los trazados, este era tripulado sin navegante y sin casco pese a ser un auto de carrera.
El Auto 0 igual fue uno de los abandonos, pero además de no poder finalizar con los trazados, este era tripulado sin navegante y sin casco pese a ser un auto de carrera.

Simbólica en Familia y Poca información

El Primer Rally de Magallanes igual estuvo marcado por la pésima difusión, y con ello la incertidumbre de los fanáticos, que hasta el domingo en la mañana inundaban las redes sociales consultando por los sectores donde apreciar el paso de los binomios en competencia.

La largada protocolar es una instancia para mostrar y acercar el deporte tuerca a la comunidad, y también para que los participantes luzcan sus unidades y presenten a sus auspiciadores. No obstante en esta ocasión y bajo el nombre de la región sólo se hizo en «familia» con la presencia de los cercanos a cada participante y una precaria infraestructura para tamaño nombre de carrera.

Pese a la escasa promoción y tanta improvisación, una vez más los pilotos y navegantes mostraron calidad y mucha competitividad, haciendo valer el famoso dicho popular «pocos pero buenos».

www.interser.cl

 

 

www.hbrugbystore.cl

Comparte en tus Redes Sociales