Los más destacados de la N2 en el Rally de Punta Arenas

La reciente carrera realizada en capital regional tuvo una buena acogida de pilotos locales. La serie más concurrida fue la N2 que dejo varias lecturas entre líneas para lo que será el cuarto campeonato de la especialidad.

En la previa al comienzo de un nuevo campeonato de rally ya se podía avizorar que la categoría más numerosa de las que están incorporadas en el torneo que organiza el Patagonia Rally Club seria la N2, y así fue. A esta divisional llegaron a inscribirse 21 tripulaciones, y si bien no todas fueron de la partida igualmente la categoría contó con la mayor cantidad de pilotos y navegantes.

Esta categoría no sólo tuvo una llegada importante de nuevos competidores, si no que además muchos de los que habían participado antes en los rallies desarrollados en las distintas comunas que visita la disciplina fueron adquiriendo nuevas unidades. Fue así que ya en el campeonato anterior uno de los modelos que salió a la palestra fue el Ranault Clio que llegó para Jorge Guic y también Héctor Mansilla fue otro de los que creyó en el modelo. En el caso de este último con esa unidad se adjudico la última carrera del torneo anterior disputada en Última Esperanza.

Pero la marca convenció a otros como Claudio “Pituto” Gómez que en el fin de semana recién pasado se ubicó en la segunda colocación del evento.

El campeón dijo presente

Mucho se habló de las máquinas que llegarían a intentar quitar la corona al actual monarca Christobal Masle que junto a su navegante Cristián Asencio tuvieron un fin de semana impecable.

Masle se preparó para este campeonato de la mejor manera posible ya que tenia presente que la evolución de sus rivales iba bien encaminada y además traían máquinas nuevas como los Mitsubishi Lancer.

Pero la experiencia del menor del “clan Masle” se hizo notar, cabe mencionar que él piloto posee dos campeonatos más que todos los actuales participantes de la categoría, ya que Masle corrío en argentina dos torneos íntegros junto a Nelson “pechuga” Bahamonde como navegante.

Es así como ye en las dos primeras fecha el binomio Masle-Asencio se proyecta como uno de los favoritos a quedarse con el campeonato.

El Natalino en la lucha

Uno de los nuevos Renault Clio es el de Claudio “Pituto” Gómez, el piloto de Puerto Natales hizo un buen fin de semana y demostró que esta para pelear el campeonato. Otro de los puntos altos pata Gómez fue la nueva unidad y según sus propias declaraciones él jamás había corrido con neumáticos de rally, y en esta fecha doble tuvo la oportunidad de testear, y según el propio corredor este factor ayuda mucho a la hora de los golpes y también a la adherencia de la máquina en el camino. Considerando que se esta acostumbrando al auto y a las ruedas nuevas “pituto” Gómez es otro de los candidatos a la corona.

Una rápida evolución

Quizá el que más ha evolucionado en un breve tiempo es Eugenio Vilicic que reamtó dentro del podio el fin de semana. Vilicic que esta siendo navegado por Alejandro Lavori ha debido desarrollar un auto que no estaba aún en la ruta del rally, por lo que el trabajo ha sido arduo para con la máquina y también de tripulación

Con lo mostrado en la carrera Eugenio Vilicic hizo recordar a los mas tuercas su incursión en la pista donde al igual que en el rally mostró una buena y rápida evolución que le coloca también como una de las figuras a segur durante el presente campeonato.

“Más sabe el diablo por viejo”

Un hecho que sólo pudieron digerir los más experimentados en la disciplina fue la participación de Jorge Guic. Para este experimentado piloto el fin de semana no comenzó de la mejor manera ya que apenas comenzaba la jornada el pasado viernes su unidad Renault Clio sufrió la rotura de la transmisión, esto tuvo directa relación al pésimo suelo que había en el tramo clasificatorio y que no sólo a Guic le trajo problemas si no que a varios autos dejó “heridos”, claramente no es la mejor manera de comenzar un rally.

Pero acá viene lo más importante, ya que él piloto del Sokol no corrió la primera fecha (sábado) por la consecuencia sufrida. A raíz de aquello Guic debió equipar su unidad con una caja estándar y conformarse con correr sólo el la segunda fecha del domingo.

Con una gran desventaja mecánica y deportiva el competidor se las ingenió para acomodarse en la cuarta ubicación, siendo que todos bajaban sus tiempos en un promedio de diez segundos en el segundo día de rally. Es aquí donde los más conocedores perciben que “más sabe el diablo por viejo” ya que de haber sumado las pasadas que no dio el sábado, Guic hubiese peleado la punta de la carrera, por lo que también está dentro de los candidatos a pelear directamente este torneo.

Comparte en tus Redes Sociales