MotoGP: Honda presenta sus nuevos colores

Tal como veníamos anunciando la semana pasada, hoy jueves 24 de enero de 2013, la marca japonesa del ala presentó a su nuevo equipo de MotoGP para 2013, y las nuevas motos que los pilotos montarán -potencialmente- hacia la victoria este año.

Las novedades principales en el equipo son la ya conocida, anunciada y comentada incorporación del joven español Marc Marquez, en lugar del saliente australiano, campeón de 2011, Casey Stoner. La moto que portaba el 27 (y el 1) ahora muestra orgullosa el 93 de Marquez, y el joven piloto no oculta su entusiasmo: «me siento como con zapatillas nuevas». Si yo fuera él, éstas «me las llevo puestas».

Marquez viene de ganar el campeonato 2012 de Moto2, luego de una temporada para la cual los apelativos quedan cortos. Pese a los extensivos rumores -y quejas- de uso indebido de modificaciones a su moto, o de ventajas por su bajo peso y estatura, lo que Marquez demostró en pista, una y otra vez, fue simplemente fenomenal. Basta ver su famosa proeza de Motegi, donde arrancó último y en la primera vuelta ya había pasado a 20 pilotos, para luego de arduas luchas adelante, terminar con la victoria.

Pero además de Marquez, la otra gran novedad es el ascenso del sr. Livio Suppo a jefe del equipo de MotoGP. Suppo funcionaba ya en la práctica como una de las piezas claves de la campaña Repsol Honda, pero ahora su protagonismo se oficializa. No se puede sino esperar cosas grandes en su nuevo rol.

Y al lado de Marquez el clásico de Honda, Dani Pedrosa, portará el 26 con estos nuevos colores. De Pedrosa poco queda por decir; pese a que no ha sido aún campeón en MotoGP, ha sido uno de los pilotos más brillantes que la categoría ha visto, terminando -a su pesar- como el mejor subcampeón que hayamos visto. En 2012 su campaña empezó algo tarde, pero alcanzó a ser el piloto con más victorias (7, versus las 6 del campeón Jorge Lorenzo), y estuvo a un pequeño desliz de Lorenzo de sostener por primera vez la copa. Para el 2013 se encuentra en su octavo año en Repsol Honda, con una moto muy fuerte y una sed de victoria ya insostenible. Está de más decir que es uno de los principales candidatos a la corona.

29606_10151399852710769_2055595121_n

Y ahora la moto.

Poco sabemos de sus prestaciones, más allá de que don Nakamoto ha anunciado que posee una mejor entrega de potencia y economía de combustible que la RCV213 del año 2012, lo cual no puede ser más que favorable para los muchachos de Honda, pero que sin embargo, para la prueba oficial que comienza el 5 de febrero en Sepang, Malasia, los pilotos comenzarán usando la moto del año pasado. Quizá, como Gobmeier en Ducati, plantean también un trabajo evolutivo más que revolucionario, sin embargo hay mucho que decir sobre los diferentes puntos de partida de cada fábrica.

Sobre los colores, empezamos con los gustos. Personalmente, mi primera impresión de la moto fue que es media fea. El blanco adicional de este año le da un estilo un tanto «revuelto» a una moto que ya de por sí, con la marca Repsol, posee colores un tanto revueltos…

Sin embargo, al acercarme más y obtener fotos de mejor resolución, debo cambiar completamente mi opinión, y la verdad es que me gusta bastante más que la RCV del 2012. El blanco refresca un poco la moto, y la hace ver algo más alegre, similar a lo que sucede con la nueva Ducati del 2013. Además, el detalle del ala en blanco debajo del asiento es simpático, y sirve como ilusión óptica para «limpiar» un poco la cola de la RCV, que a diferencia de la M1 de Yamaha y la GP de Ducati, es algo recargada -en función del diseño del escape-, y no queda tan estilizada. En este caso, las líneas de la moto parecen fluir mejor, y se ve a simple vista menos cuadrada en la parte trasera.

Pero las fotos ya están, mejor juzgue usted.

 

 

Comparte en tus Redes Sociales