MotoGP: Un flash al pasado en Jerez

Este pasado domingo vivimos la tercera fecha del campeonato de MotoGP, en el circuito de Jerez de la frontera, España.

La carrera la ganó Dani Pedrosa, cómodamente.

Bien, ya que establecimos eso, pasemos a hablar de lo que se vivió ayer… No, pero hablando en serio, Dani Pedrosa se mandó un clásico «Dani Pedrosa», al sobrepasar al poleman Jorge Lorenzo, luego de que éste fuera también el más rápido en las prácticas.

La incertidumbre siempre estuvo instalada desde que ningún piloto recorriera más de 12 vueltas seguidas a ritmo de carrera durante las sesiones previas, por lo que cualquier cosa podía suceder con los neumáticos, a partir -al menos- de dicha distancia recorrida.

Lorenzo hizo una partida buena, pero Pedrosa hizo una mejor, como es típico, y le robó rápidamente la punta a Jorge. Éste la recuperó pronto, pero solo la logró aguantar por menos de un quinto de carrera, tras lo cual Pedrosa se mostró superior y lo pasó limpiamente. Desde ahí, ya no se habla más de Dani, un piloto tan famoso por ser el subcampeón más exitoso, como por ser quizá el ganador de carreras menos comentado en la historia del deporte.

Valentino Rossi arrancó fuerte desde la segunda fila, y sostuvo el tercer puesto detrás de Pedrosa por un rato. Sin embargo, era claro que no hacía sino retrasar a un Marc Marquez que venía notoriamente más firme. Rossi fue sobrepasado antes de lograr dos giros dentro del trío puntero, y pasó a luchar con un empeñoso Crutchlow -quien se la pasó alegando todo el fin de semana que su Yamaha no es tan parecida a la oficial, como lo es la Honda de Bradl con respecto a las HRC oficiales. Irónicamente, o no, Rossi logró desprenderse del inglés, y este se tuvo que dedicar a batallar intensamente con otro que se queja de lo mismo: Álvaro Bautista. Ambos pilotos dieron un espectáculo de primera, dejando a Rossi en un solitario cuarto lugar.

Y hablando de Bradl, el alemán quedó fuera por segunda vez en tres carreras. Perdió la delantera y se deslizó fuera de juego. También lo hicieron, y todos a un ritmo tan vertiginoso que nos hizo sospechar de aceite en pista, o algo por el estilo, Iannone, Hernández, Pezek y de Puniet.

Con 18 corredores, en la cola las cosas se mantuvieron más o menos estables, guardando eso sí una honrosa mención al CRT más rápido, Aleix Espargaró, quien luchó de igual a igual con la Ducati oficial de Andrea Dovizioso, no sin robarle el octavo en la vuelta 20; cosa que, sin embargo, no hizo durar por mucho, terminando en noveno, detrás de los hombres Ducati: Dovizioso y Hayden.

Hablando de Ducati, cabe recordar que Ben Spies no corrió en Jerez, como se había anunciado, encontrándose todavía en recuperación. Andrea Iannone decidió a último momento correr, pese a que no se encontraba en buenas condiciones, luego de una caída en las sesiones previas. Eso sí, el joven italiano, como mencionaba, no duró demasiado en pista.

Michelle Pirro, este año piloto de desarrollo de Ducati, llevó una Desmosedici diferente a Hayden y Dovizioso, para ver el comportamiento de dicho prototipo en ambiente de carrera. Su desempeño fue bastante honroso, guardando las proporciones, por lo que habrá que ver qué rendimiento se puede obtener de dicha experiencia en las próximas instancias de prueba.

Nota: Ahora, mientras escribo esto, se anuncia que Pirro correrá en Le Mans reemplazando a Ben Spies, es decir, con la moto del americano.

Pero vamos más adelante: Pedrosa ganó. No tan ampliamente como se vio en años anteriores, pero sí a una distancia cómoda que hubiera salvado uno que otro error. ¿Sin embargo, qué pasó con el resto del podio?

Jorge Lorenzo venía la mayor parte de la carrera un poco más lento que las Honda. A veces, incluso, parecía que lo iba a pasar Márquez con gran facilidad. Sin embargo, el español es experimentado, y pese a que Marc venía muy agresivo, Jorge lo lograba contener, cerrándole la puerta una y otra vez con una inteligente elección de líneas en las curvas.

Restando solo 4 vueltas de carrera, Márquez comenzó a apretar aun más el ritmo, acercándose a veces mucho al Lorenzo. Lorenzo aguantaba y aguantaba, pero justo cuando se aproximaba a la última curva, de la última vuelta de carrera -aquella curva hace tan solo unos días nombrada en su honor- Márquez aprovecha su recurrente uso de una línea más abierta, y se mete por dentro con una agresividad que hace años solo hemos visto en Moto2.

Ahí es cuando, al tratar de cerrarse de vuelta Lorenzo y recuperar su puesto, la trayectoria contrapuesta de Márquez los lleva a chocar carenado con carenado fuertemente. Lorenzo rebota tras el impacto y su línea se abre más, yéndose largo en curva, pero afortunadamente conservando el equilibrio lo suficiente como para conservar el tercer puesto, ante un lejano Rossi.

Comienzan los debates...

Inmediatamente todos recordaron la pasada -casi idéntica- que le propinó Valentino Rossi a Sete Gibernau en la temporada del 2005. En este caso, Gibernau queda fuera de pista. Pero también, en ese caso, la batalla venía dura desde antes, ambos pilotos metiendo moto donde apenas cabía peatón.

Véalo

Limitaré mi opinión respecto a la acción de Márquez a lo siguiente: la pasada no me parece «ilegal», y tampoco ilegítima en sí. Después de todo, si no tenemos carreras al límite en el MotoGP, ¿dónde?

Bonus track de un jovencito Jorge Lorenzo haciendo la misma…ayayay

 

Sin embargo, creo que Márquez apresuró sus ánimos, arriesgando mucho más que una mala cara de Lorenzo -qué, joder, que la logró-, y el reproche de los más conservadores. Arriesgó quedarse sin puntos en tan solo la tercera de 18 fechas, cuando -quedando Lorenzo segundo y el tercero-, la diferencia de puntos habría sido de apenas 4. Ayer no se estaba jugando un campeonato, ni tampoco la victoria.

Dicho eso, creo que es innegable ya, estadísticas y actitudes mediante, el esperanzador paralelo entre este joven Márquez, y el histórico Rossi. El MotoGP tiene un nuevo «chico estrella» con una larga carrera por delante, y nosotros, tenemos un campeonato que vale mucho la pena ver.

Próxima fecha es el 19 de mayo en el circuito francés de Le Mans. 

Comparte en tus Redes Sociales