Foto Archivo: Motores del Fuego

Mujeres al GPH 2019: Sandra Martinez

Una de las pilotos presentes en la ruta de La Hermandad que vive y respira esta carrera desde que era muy pequeña. Se declara admiradora de Jorge Finoccio y asegura que la magia del Gran Premio no tiene fin. Ella estará al mando del Volkswagen Gol 432.

¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de la carrera?

La hermandad es la pasión, el desafío y la aventura de competir, sin importar el clima, las dificultades de los caminos, es apretar el corazón y dejarlo que palpite fuerte. Mucho sentimiento encontrado. La razón más empoderada de ser fueguino.
Este es mi tercer desafío junto a Cristian Rolin, es una categoría bastante grande y hay que sacar provecho para aprender.

¿Soñaste alguna vez con correr La Hermandad?

Mi primer recuerdo, es de muy chica, esperando en el bajo aeronaval, cerquita del alambrado para ver pasar a Jorge Finocchio. Parece que me veo con las manitos frías y mis botitas de goma. Hermoso recuerdo.

¿Soñaste alguna vez con correr La Hermandad?

Siempre soñé con participar, desde que aquellas valientes mujeres lo hicieron, se arraigó en mi mente y en mi espíritu. La magia del GPH no tiene fin.

¿Como te preparas para este año?

Este año hemos hecho retoques en el auto, anexando lo nuevo del reglamento. Siempre hay algo para mejorar. Aunque aún no he probado el auto y la suspensión, es lo único que hoy me quita el sueño.

¿Nerviosa, ansiosa como canalizas las ganas en la previa?

La ansiedad está presente todo el año, nada más que me convenzo de que siempre falta mucho y faltando dos semanas comienzo a mirar videos y ahí me entran las mariposas en la panza, esas que te trasladan en pensamiento, hacia algún lugar especial del camino. (Cameron)

¿Objetivos y metas para este GPH?

Mi objetivo es estar siempre arriba del camino, tratando de superarme a mí misma, la experiencia es fundamental, pero tendré que ir de mayor a menor.

¿Qué le dirías a otras mujeres que desean o piensan correrla algún día?

Personalmente, me gustaría que haya mujeres piloto de chile, es lo único que le falta al GPH, estoy segura que son tan valientes y apasionadas como las argentinas.
La mujer fueguina lleva en su sangre el ímpetu, la gallardía y se empodera desde todos los lugares posibles en el GPH. Las vemos de auxilio, haciendo asistencia a la par, muchas hoy virtuosas navegantes con un gran futuro y capacidad. ¡¡Orgullosa de todas!!

¿Qué esperas del futuro de la carrera?

El GPH es y será de todos, aunque el progreso está avanzando y de a poca ira haciendo meya en los caminos, muchas veces se han planteado cambiar su trazado, mientras tanto hay que disfrutar lo que tenemos.

¿Extrañas a alguien con la llegada del Gph?

La única persona que extraño es a mi madre, aunque ella nunca aprobó mi gusto por el automovilismo y tampoco lo aprobaría, estoy segura de que como mujer, estaría muy orgullosa de mis logros.

¿Algún piloto o navegante que tengas como referente?

Mi piloto favorito siempre fue Jorge Finocchio, aunque también admire mucho a Recalde, Carletti y Senkovic.

¿Cuál es tu mensaje para la campaña Yo Cuido el GPH?

Yo quiero un GPH, con más seguridad para las tripulaciones durante la competencia, que el público no tire basura, que se ubique bien en las curvas teniendo en cuenta el sentido de la competencia, que respete las advertencias de los vehículos de seguridad, que los niños estén siempre a la vista de sus padres.

Comparte en tus Redes Sociales