Nahuel Viano, el ingeniero cordobés del equipo Rosberg X Racing

Buscando información de la Extreme E – el nuevo campeonato de la categoría eléctrica de SUV- me encontré con la grata sorpresa de que en el equipo Rosberg X Racing, uno de los Ingenieros es un Cordobés, así es que insistentemente -debo decirlo- entre correos y mensajes amablemente accedió a contarnos su historia.

De Córdoba a Europa

A finales del 2018 tomó la decisión de moverse a Europa en busca de un crecimiento profesional y experiencia de vida en lo personal.

Luego de un año en JAS Motorsport con el campeonato WTCR en 2019 comenzó a trabajar para Team Rosberg como Performance y Data Engineer en DTM representando a Audi Sport. En el equipo tenían a René Rast (campeón 2017, 2019 y 2020) y Jamie Green, talentoso piloto Ingles con poca suerte a la hora de definir campeonatos.

Nahuel estuvo asignado al auto de Jamie los dos años, con René en la carrera de Japón y colaborando con el grupo técnico del equipo lógicamente.

Team Rosberg, el equipo oficial Audi 2019, con Nahuel Viano como Performance y Data Engineer.

La llegada al proyecto del EXTREME E

Llegado al 2021 DTM cambió de reglamento del auto Clase 1 al GT3 y en ese momento nació el proyecto del Extreme E y debido a su perfil dinámico, le ofrecieron ser parte del grupo de 5 personas que pueden trabajar en el auto.

Por cuestiones reglamentarias, sólo 5 personas pueden trabajar en el auto, es por ello que en RXR decidieron un esquema de un Race Engineer, Data que debe hacer trabajos de mecánico cuando es necesario, un coordinador que también hace mecánica y dos mecánicos fijos. Sumado a esto, necesitaban una persona para el cambio de pilotos, llamado driver switc le fue asignada a Nahuel.

Nahuel con los pilotos del Rosberg X Racing en el driver switch

De los 5 involucrados el Race Engineeer es el único dedicado al Rally, para el resto fue todo un mundo nuevo pasar del DTM que se trabaja con una precisión de decimas de milímetro al mundo del off-road que las prioridades son otras a la hora de alistar el auto.

Fue todo un cambio e incluso para aquellos con experiencia en off-road o rally fue un desafío.

No había antecedentes de carrera off-road, con autos eléctricos en circuitos y con cambio de pilotos, viendo en retrospectiva fue un camino de aprendizaje y constantes desafíos.

Cómo si los desafíos técnicos no fueran suficientes, Extreme E como organizador se encargó de que siempre tengan un nuevo desafío.

Arrancaron en Arabia Saudi, desierto con mucho polvo, un circuito largo y desafiante para el inicio de algo totalmente desconocido. Fue la carrera que más ventaja pudieron hacer, dominaron todo el evento, perdiendo solo una clasificación debido a una falla en el limitador de velocidad durante el driver switch que no les dio ninguna ventaja ya que frenaron para compensar la velocidad, pero fueron recargados de todos modos. Fue un inicio casi perfecto. Kristofferson hizo un trabajo excepcional también para agarrar el liderazgo y los beneficios de la visibilidad cuándo vas primero.

Segunda fecha les tocó Dakar, en Senegal. La superficie era distinta, arena mas blanda, temperaturas mayores y circuito con muchos saltos. Fue un evento difícil, se trabajo mucho y pudieron encontrar el rumbo después de muchas pruebas. En la final en una performance excepcional y agresiva Taylor pudo liderar la carrera hasta el Driver switch dejándole un trabajo mas simple a Kristofferson que lo ejecuto a la perfección y lograron ganar la segunda carrera.

Tercera carrera pasaron de lo inhóspito, desconocido y desafiante de Groenlandia, muchos problemas técnicos y un tumbo les costó un fin de semana con mucho trabajo, llegaron a la final una vez más, peleando por la carrera en el puesto 2 Kristofferson dándolo todo tuvo un fallo en uno de los motores eléctricos que los retraso a un puesto 5.

Ya para la cuarta carrera que debían haber visitado nuestra querida sud América, se cambió de ubicación a Cerdeña.  Esta carrera fue desafiante por la cantidad de líneas que tenias durante la vuelta, no era un único camino cómo lo fue en las anteriores. Tuvieron al igual que en Groenlandia un tumbo en clasificación y no eran referentes en velocidad. Pero supieron sortear los problemas técnicos y mejorar lo suficiente para llegara la final debido a problemas técnicos en el líder (Ganassi) que era la referencia.

Con este escenario llegaron a la última fecha con una ventaja de puntos que les permitía ser mas conservadores, y lo fueron y en el barro y la neblina de la final en Inglaterra sin tomar ningún riesgo innecesario se adueñaron de los puntos suficientes para coronarse campeones del primer campeonato de Extreme E.

Nahuel junto a Nico Rosberg y el equipo RXR celebrando el campeonato 2021

La novedad de pilotos Mixtos

En las palabras de Nahuel, nos cuenta que, «el hecho de trabajar con ambos géneros fue algo nuevo y positivo, remarcando una vez mas que no existe un porqué no. El nivel de pilotos es extremadamente alto y las mujeres que por ser minoría estadísticamente tenían una diferencia que con el pasar de las carreras se fue disminuyendo muchísimo hasta el caso de un clasificador mezclado. Si bien los pilotos que marcaron los tiempos más rápidos fueron masculinos, las mujeres fueron más veloces que hombres logrando un mix de géneros en el clasificador a la hora de juzgar el tiempo de vuelta individual».

Molly Taylor (AUS)/Johan Kristoffersson (SUE), Nico Rosberg, fundador y CEO, Rosberg X Racing

«Extreme E logró fusionar mas que la parte deportiva, estuvimos en lugares con una realidad muy distinta de la que solemos ver en lo cotidiano, con problemáticas muy complejas y algunos con pocas soluciones, es un enfoque muy distinto a lo que se pueda comparar de motosport».

Comparte en tus Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.