NICOLÁS PINO LA REAL PROMESA DEL AUTOMOVILISMO CHILENO

Por Isabel Ovalle de Revista Capital

Lejos de ponerle freno a su carrera deportiva, la pandemia aceleró la promoción de la joven promesa del automovilismo. Esta semana se lanzó la primera ronda de levantamiento de capital que ofrece a los inversionistas convertirse en socios. “No estoy pidiendo ayuda ni caridad, los estoy invitando a un proyecto innovador y a los que quieran ver a un nuevo chileno en la pista de la Formula 1”, señala Pino.

El 1 y 2 de de agosto en el circuito de Donington Park de Reino Unido, el chileno Nicolás Pino (15), debutará en la Fórmula 4 del equipo británico Double R Racing tras 5 meses fuera de la plaza. Pese a que su estreno estaba programado para fines de marzo y habiendo realizado un intenso programa de preparación, la pandemia lo obligó a frenar. En marzo, Inglaterra declaró cuarentena por coronavirus, la F4 británica se canceló y “Nico” tuvo que venirse a Chile. Durante los meses que estuvo en su casa en Chicureo, el joven piloto no sólo decidió apretar el acelerador de su carrera deportiva con un intenso programa de entrenamiento que lo tiene listo para debutar en uno de los tres campeonatos más importantes del mundo, sino que también pasó cambio en el manejo de su «marca» personal y creó NP78, por sus iniciales y su número favorito para correr.

Con la asesoría de un equipo liderado por su padre, el ingeniero asociado a emprendimientos digitales, Manuel Pino, esta semana NP78 lanzó un inédito crowdfunding de inversión y recompensa de alto riesgo incorporando además la posibilidad de convertirse en accionistas. La iniciativa se realizará a través de Broota.com, plataforma de crowdfunding y empresa B que conecta inversionistas con emprendimientos o startups en busca de financiamiento. Un plan liderado por Imagen Lab -una de las 12 incubadoras aprobadas para evaluar a través de Broota.com- apunta a levantar inicialmente 400 millones de pesos para empezar a transitar la ruta del automovilista hacia la F1 y la F-E, las principales categorías del automovilismo mundial. El perfil de LinkedIn El 26 marzo Nicolás Pino pisó Santiago después de casi un año radicado en Londres. El suyo fue el último vuelo de la aerolínea British Airways que despegó del aeropuerto de Heathrow con destino a Chile.

En Santiago lo esperaba su padre -protegido con guantes y mascarilla el único que lo pudo ir a buscar debido a las restricciones establecidas sobre todo para quienes llegaban de países europeos donde los contagios iban en alza. Lo primero que hizo cuando llegó a su casa -donde vive con su papá, su mujer y las dos hijas de ella- fue recibir una rociada de Lysoform, meter toda su ropa a una bolsa de basura, ducharse largo rato y entrar en una cuarentena obligada. En la tarde, se puso de cabeza a probar el simulador que el equipo técnico había instalado en su casa y que consta de un volante y dos pedales de las mismas características de su “máquina” real: un Ford Eco Boost, 1.6 turbo de 4 cilindros. El reproductor imita la temperatura, velocidad, capacidad de reacción y detalles de la pista de una carrera real. Todo, para que en ningún momento se alejara de la práctica. A esto se le sumó una rutina de alimentación saludable y rutinas de entrenamiento físico. Durante los tres meses que estuvo en Chile, Nicolás entrenó en su hogar, se mantuvo en permanente contacto con los ingenieros de su equipo en Londres, con quienes analizaba la telemetría de sus prácticas y entrenó bajo un riguroso plan individualizado con su coach inglés, el ex piloto Red Bull y Lotus, Callan O´Keeffe, a través de Discord una aplicación diseñada para comunidades de videojuegos donde podían competir en realidad virtual. Participó también en campeonatos de ESports con pilotos profesionales y aficionados. Además de “tuerca”, Nicolás es un fanático de los negocios. “Desde chico trabajé en los veranos con mi papá que se dedica a los emprendimientos digitales y hace tiempo también que sigo a Elon Musk. Los dos me inspiraron en el mundo de los startups”, confiesa Nico. Fue en uno sus ratos libres y encerrado en su casa donde se le ocurrió la fórmula de conseguir financiamiento sin tener que recurrir a la caridad de grandes empresarios o al acostumbrado endeudamiento de la mayoría de los deportistas de elite. Se creó un perfil en LinkedIn y empezó a contactar “en frío”-como se refiere a él cuando no conoce a alguien- a una lista de CEOs, gerentes de marketing y directores de grandes empresas que tuvieran sede en Chile y Reino Unido. Este ímpetu le viene, cuenta él, de las decenas de veces en las que se perdió en aeropuertos internacionales y se veía en la obligación de acercarse a desconocidos y preguntar. Confiesa que 10 de 1000 contactos le devolvía un “no”, pero en una de esas conversaciones hubo una persona (a quien no quiere mencionar) que le dijo “Nico, tu proyecto es extraordinario, está bien armado y vas a tener apoyo”. Y así surgió la idea del crowdfunding. “En Chile veo que no hay intención de abrirse a nuevas propuestas de valor que no tengan que ver con el fútbol. Me di cuenta de que al final no se trata de cargos ni de empresas, si no que con personas que se atreven a apostar por ideas diferentes e innovadoras”, comenta Pino desde Londres. Con el proyecto armado que incluían además una serie de cuestionarios y videos, presentaron la idea a Broota -plataforma que une a inversionistas con startups- los que a través de la incubadora Imagine Lab evaluaron la viabilidad del proyecto. No se demoraron mucho en darles el sí y se reunieron con el director ejecutivo de Broota.com, José Antonio Berrios quien fue clave en el desarrollo y gestión del crowdfunding. “Cuando me contactó me pareció muy interesante su perfil. Es joven, sabe mucho de negocios y lidera por si mismo su propia carrera”, confiesa Berrios.

El crowdfunding

El levantamiento de capital de NP78 consiste en invitar a inversionistas a sumarse como socios y propietarios de la empresa que gestiona todos los derechos de imagen y económicos del joven talento que, con 15 años, y habiendo cumplido todas sus etapas en el karting europeo, hoy participa en la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) Fórmula 4 británica en el equipo campeón del Reino Unido, siendo la única carta nacional con opciones, en el corto plazo, de llegar a las más altas categorías del automovilismo mundial después de 40 años, como lo son la Fórmula 1 y la Fórmula E. Bajo este procedimiento, la empresa dueña de todos los derechos del corredor determinó en una Junta Ordinaria de Acciones la ejecución de un aumento de capital e invitar a nuevos socios, inversionistas, fanáticos y promotores, además explorar el apoyo y desarrollo de los  proyectos empresariales de otros deportistas en disciplinas poco habituales y con alto potencial de generar contenidos de alta calidad, tal como lo hace el automovilismo. Los participantes de esta ronda de suscripción de acciones, tendrán representación en el directorio y además recibirán “recompensas” que irán en directa relación con la cantidad de acciones suscritas y pagadas. “Este crowdfunding va enfocado a todas aquellas personas, de distinto nivel de patrimonio, que creen en el deporte, que compartan los valores que promociona la actividad deportiva, que creen en los jóvenes deportistas del futuro, que quieran ver a Chile en las grandes categorías mundiales y que creen profundamente en los procesos rigurosos y sistemáticos para lograr las cosas”, sostuvo Manuel Pino, padre del piloto y director de NP78.

La campaña se distribuirá en tres fases a tres años. La información de la primera estará disponible a través del portal Broota.com y directamente para los interesados. En esta se busca recaudar 400 millones de pesos durante el 2020. Las otras dos fases se llevarán a cabo durante 2021 y 2022, siguiendo con el riguroso plan trazado por el equipo. Respecto de los beneficios que obtendrá el inversionista que compra acciones de NP78, el director de la empresa detalla que “hemos diseñado este proyecto desde sus inicios como una ‘inversión de riesgo’ o un ‘startup’, pero con la diferencia de que en NP78 existe una visibilidad absoluta. Se sabe, se comunica y se difunde todo lo que se hace, lo que no ocurre con los proyectos de riesgo tradicionales. Eso le da transparencia y certezas al inversionista. Y por otro lado, y quizás mucho más importante, está el hecho de participar o ser parte de la carrera de Nico Pino, lo que le agrega valor reputacional, de marketing, económico, épico, es decir, una inversión que pone a los aportantes en el futuro, tanto de las figuras deportivas, como de las tendencias que traen consigo las nuevas generaciones»

La promesa

Nico Pino inició su carrera a los 8 en Karting de competición, en la categoría mini (hasta 12 años). Luego disputó en la misma serie en Estados Unidos, Europa, Argentina y Chile. A los 11 años fue seleccionado por la FIA Karting (Comisión Internacional de Karting de Federación Internacional de Automovilismo) para correr en el Academy Trophy, campeonato oficial en el que participó en Europa entre 2017 y 2018, alternando, además, con algunas fechas del torneo alemán e italiano donde ganó una carrera. Todo esto en categoría Junior. Desde muy chico sus referentes -no Ídolos porque no se pueden superar según el joven- son el brasileño Ayrton Senna por su talento innato y el austríaco Niki Lauda (quien murió el año pasado) por su inteligencia dentro y fuera de la pista, además de ser un amante de los negocios como él. Desde comienzos de 2019, cuando cumplió 15 años comenzó a correr en categoría adulta y se radicó en una casa en el barrio de Barnes en Londres donde vive con un amigo de su papá relacionado al mundo tuerca. Tiempo para hacer vida social tiene poca. Cuando viaja a Chile -2 o 3 veces al año- disfruta con sus amigos. Y para estudiar, explica que lo hace a través de exámenes libres pues el año pasado debió dejar su colegio, el Lincoln de Chicureo, para dedicarse a esto. A días de debutar, todas las mañanas Nicolás trota cerca de una hora y hoy retomará el entrenamiento práctico en Pembrey, Silverstone o Croft por nombrar algunas de las pistas de F1 que hay en Londres. Lo acompañará un equipo de 18 personas, entre ellos, su coach, dos mecánicos, un camionero, dos pilotos y varios ingenieros.

-¿Quiénes debieran sumarse a este proyecto?

-¡Todas las empresas! Pero principalmente a los innovadores que no sólo les guste el fútbol. A lo que quieran ver nuevamente a un chileno en el podio de la Fórmula 1 y a los que les gusten los cambios.

-¿Cómo se viene tu debut?

-Me siento preparado.

 

Comparte en tus Redes Sociales