Ogier “El Mero Mero” en tierra Azteca

Principalmente, porque tiene una calidad superlativa. Es rápido, y mucho. Lo demostró siempre, y aquí, en concreto, desde que dio un golpe sobre la mesa en el primer tramo que pocos pudieron encajar. Pero, sobre todo, porque no falla. Y casi todos los demás si lo han hecho. Por eso se ha aupado al escalón más alto de la pirámide azteca.

Mikkelsen comenzó muy fuerte, al igual que Sordo, plantando cara a Ogier en los primeros compases del rally. Luego fue Meeke quien, tras la debacle mecánica de Hyundai, presionó al francés incluso llegando a liderar el rally. Hasta que desmontó un neumático y también se alejó de la lucha por la victoria.

Ogier pinchó en el TC10, tramo que fue neutralizado mientras el francés rodaba por la especial debido a la salida de pista de su compañero Esapekka Lappi, minimizando así la pérdida de tiempo. Y luego se tragó 40 kilómetros de tramo cronometrado sin rueda de repuesto, corriendo el riesgo de abandonar si volvía a tener un pinchazo, y además acrecentando la brecha con sus perseguidores. Así es Ogier, y por eso es OgierEncapsulado, junto al Citroën, en una atmósfera que repele problemas o, de haberlos, los solventa airoso en su mayoría.

De aquí en adelante, sólo Elfyn Evans se convirtió en amenaza -aunque tímida y lejana- para el trono de Seb. Actuación sólida y destacable del galés, que está demostrando buen ritmo y mayor seguridad que Suninen, su compañero en Ford, en este inicio de campeonato. Evans fue cediendo terreno y luchó hasta el último día con Tänak por el segundo escalón, que finalmente fue a parar a manos del estonio de Toyota.

Ott Tänak, por su parte, sufrió abriendo pista y fue goteando unos segundos que le alejaron, paulatinamente, de la posibilidad de plantar cara a Ogier. Al final, un segundo puesto de valor que le mantiene en la comba del campeonato.

Sin embargo, y a pesar de lo dicho, siempre tuvo más ritmo que un Thierry Neuville que no estuvo a gusto ni encontró confianza en el Hyundai en buena parte del rally. Los fallos y abandonos de los de delante le han permitido alcanzar un cuarto puesto que le salva, más o menos, sus muebles.

Ogier (5), Meeke (4), Neuville (3), Sordo (2) y Lappi (1) conformaron las cinco primeras plazas del Power Stage. Esto deja la clasificación con Tänak (65), Ogier (61), Neuville (55), Meeke (31) y Evans (28), copando el quinteto de cabeza del WRC tras tres rondas disputadas.

En WRC2 victoria holgada para el local Benito Guerra

Llegó la primera victoria de la temporada para Benito Guerra. El piloto mexicano se coronó en la categoría WRC2 del Rally México 2019.

A bordo del Skoda Fabia R5, el piloto de la Escudería Telmex-Telcel se impuso por más de tres minutos al boliviano, Marco Bulacia, con quien disputó el primer puesto durante los cuatro días de Rally, para llegar al subliderato de la clasificación general de la categoría por debajo del noruego, Ole Vieby y el francés Yoann Bonato.

Al término de la carrera, Guerra se dijo satisfecho por el resultado obtenido pues se junta con lo conseguido en el Race of Champions a inicio del año.

“Hace poco más de un mes tuve la sensación otra vez, es una miel especial ganar como piloto mexicano en México. Ganamos Race of Champions y ganamos aquí el Rally de México en el WRC2. Creo que estamos iniciando temporada de mejor manera imposible”.

El tiempo final de Benito Guerra fue de 3:52:43.5, tres minutos y 16 segundos por encima del boliviano. El podio lo completó el polaco Lukasz Pieiazek de WRC2 con 29:47.6.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *