OGIER SIN RIESGOS, EN LA CÚSPIDE DE LA GLORIA

El sexto podio de la temporada de Sébastien Ogier en el Rallye Acrópolis de los Dioses de la semana pasada le ha acercado a su octavo título en nueve años, pero el francés admitió que la prueba griega fue una de las más duras de las últimas temporadas. (Fuente WRC:COM)

El primer tercer puesto del año de Ogier le ha permitido aventajar en 44 puntos a su compañero de equipo en Toyota, Elfyn Evans, mientras que Thierry Neuville está a 50 puntos en la tercera posición.

«Esto me hace feliz», comenta Ogier. «No se puede ganar todos los fines de semana, pero este ha sido otro gran paso para el campeonato y, como digo en este momento, ese es el objetivo número uno ahora mismo.

«Quería mantener el liderato y de hecho lo hemos aumentado, eso es muy positivo. Es un resultado muy bueno para nosotros».

«Creo que hemos hecho un rallye muy inteligente. Las condiciones fueron difíciles en todo momento.

«Obviamente, no tenía el mismo ritmo que Kalle, él estaba realmente volando y al siguiente nivel en comparación con todo el mundo, así que enhorabuena para él por una victoria bien merecida.

«En la posición en la que estaba, en el campeonato después del viernes, mi mentalidad era no arriesgar todo para ganar el rallye, así que estoy muy contento con mi tercer puesto».

Las fuertes lluvias durante los reconocimientos se aliaron con las notas completamente nuevas para los tramos, lo que hizo que la semana de rallye fuera larga.

«Ha sido una semana muy larga», añade Ogier. «Las condiciones eran difíciles en los reconocimientos y había mucho que ver en los vídeos; era difícil calcular qué curva había cambiado y cuál no con el tiempo. Ha sido una prueba bastante agotadora: el reto se intuía un poco más duro de lo habitual».

Comparte en tus Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.