Piloto Indio Santosh CS sufre fuerte caída y está en coma inducido

El indio Santosh Chunchunguppe Shivashankar, más conocido en el mundillo como Santosh CS, se encuentra en coma inducido después de sufrir un grave accidente en la cuarta etapa.

Santosh sufrió una caída en el kilómetro 135 de la etapa, y fue asistido rápidamente para después ser evacuado en helicóptero al Saudi German Hospital en Riyadh. En un primer momento, el equipo aseguró en su comunicado diario que se encontraba estable a la espera de más pruebas.

Sin embargo, tras dichas pruebas los médicos han decidido inducirle el coma farmacológico como medida preventiva al haber sufrido un traumatismo craneoencefálico. Mañana será sometido a un escáner y se conocerá su estado con más detalle.

El piloto de Hero Motorsports, de 37 años de edad, es habitual del Dakar los últimos años, siendo esta su séptima participación. Debutó en 2015 con una interesante 36ª posición, que -tras abandonar al año siguiente y ser 47º en 2017- lograría mejorar en 2018, donde finalizó 34º en su mejor posición hasta la fecha, ya que tanto en 2019 como en 2020, cuando el equipo Hero decidió abandonar la carrera tras el trágico fallecimiento del luso Paulo Gonçalves (Santosh era el único del equipo que seguía en carrera).

Paul Spierings, piloto holandés aficionado que fue el primero en asistir a Santosh en la ruta, aseguró en Rallymaniacs.com que tuvo que revivir a su compañero: «Santosh y el italiano Maurizio Gerini me estuvieron siguiendo un buen rato y cuando me pasaron dejé hueco. Después del repostaje estaban un minuto por delante. Poco después, vi las dos motos y ambos por los suelos, uno a la izquierda y otro a la derecha. Gerini estaba bien y rápidamente se levantó y fue hacia Santosh».

Spierings dice que ambos pilotos chocaron contra una roca y que tuvo que practicar la reanimación cardiorespiratoria a Santosh antes de que llegaran los médicos de la organización: «Cuando paré mi moto apreté el botón de emergencia. Después, junto a Gerini, me puse a reanimarle y tras 15 minutos llegaron tres helicópteros de la organización. En ese momento vi que volvía a latirle el corazón. Fue un alivio».

Spierings agradeció el curso de primeros auxilios que la organización del dakar obligó a realizar a los participantes: «Pude actuar bien porque sabía qué hacer, nunca había resucitado a nadie en la vida real».

Comparte en tus Redes Sociales