¿QUÉ ES UN SAFETY CAR?

El safety car es un coche de seguridad necesario en las competiciones para garantizar el espectáculo y la seguridad en las carreras.

El primer safety car que apareció en Fórmula 1 fue en 1973 en el G.P. de Canadá. Era un Porsche 914 y se tomó esta medida como consecuencia de dos accidentes graves en los que el rescate estuvo obstaculizado por los coches que seguían en pista ajenos a la tragedia. Pero la inexperiencia jugó una mala pasada, y en aquel G.P. de 1973, cuando salió el safety car por un accidente en carrera, se colocó delante del coche equivocado y al finalizar la competición nadie sabía quién era realmente el ganador.

Tal fue el abucheo del público y sus quejas, que hasta 1993 no se volvió a ver un safety car en competición: en este caso el elegido fue un… Fiat Tempra en Interlagos, tras un diluvio repentino. Ganó Senna en su casa.

Mercedes Safety car

Safety car en Fómula 1

Cuando el safety car sale a pista ningún piloto puede adelantar y deben mantenerse por detrás de éste. El piloto encargado de conducir está siempre pendiente de las órdenes que recibe por radio, y cuando comienza su última vuelta en pista apaga sus luces intermitentes para informar a los participantes que en su próximo paso por meta podrán circular con normalidad.

La experiencia del piloto del safety car es un factor determinante para mantener una velocidad y condiciones que no afecten a los coches en carrera . Cuando falleció Senna al chocar en Tamburello algunos pilotos se quejaron de que el safety car (Opel Vectra) iba demasiado despacio como para mantener la temperatura de las ruedas.

Mercedes Safety car

El actual safety car de la Fórmula 1 es el Mercedes AMG GT S que cuenta con casi 600 CV. Pero quizás el safety car como lo conocemos hasta hoy día esté a punto de dar un giro radical. Y es que la Federación Internacional del Automovilismo ha declarado la posibilidad de utilizar la conducción autónoma en los safety car. El objetivo sería demostrar que esta tecnología puede funcionar y ser eficiente y utilizar la plataforma de los deportes de motor para acercar las nuevas tecnologías al público.

Safety car en motos

Cristian Siso y Nicola Cursi son los pilotos que se ponen al volante de los safety car en el Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike. Los dos Seat León CUPRA son los primeros en pisar cada circuito. Se encargan de revisar que el pavimento esté en óptimas condiciones para que las motos puedan circular: “a veces se desprenden trozos de goma de los neumáticos. Si se queda en la pista podría ser peligroso”, comentan los pilotos. Antes de que las motos salgan, los pilotos del safety car se encargan de hacer una vuelta rápida y revisar que los comisarios estén bien posicionados. Una vez las motos están en pista, el safety car 2 las acompaña en la vuelta de calentamiento y el safety car 1 lo hace en la vuelta rápida. En los vehículos va siempre un médico por si fuera necesario en caso de accidente.

Seat Leon Safety car

El SEAT León CUPRA acelera de 0 a 100 en menos de cinco segundos. “Las motos son muy rápidas, es necesario que el coche que conducimos sea también potente y que tenga una buena aceleración”, explica Siso. De hecho, este automóvil puede llegar a alcanzar los 250 km/h en pista.

Hasta 600 km por competición

Revisando el estado de la pista, realizando cronometrajes o efectuando las vueltas de calentamiento. Los recorridos que realizan los dos safety cars para garantizar la seguridad de una carrera pueden llegar a los 600 km. “Y eso contando que no tengamos que salir, cosa que por suerte no ha pasado esta temporada”, añade Cristian Siso. Los coches “se tienen que adaptar a todas las condiciones climatológicas. A la humedad del 90% en Tailandia, 45 grados de temperatura en Qatar o lluvia y pavimento mojado en el trazado de Francia. Es algo imprescindible para asegurar nuestra seguridad y la de las motos”.

BMW Safety car

Los safety car en las motos sólo intervienen si, en caso de accidente o cualquier otra causa, la competición se detiene y se tiene que reanudar. “Se necesita concentración y precisión para poder actuar en caso de que fuera necesario”, apostilla Siso.
Fuente: Auto10.com

Comparte en tus Redes Sociales