Racing Point con «reto suave» y sanción a medias

Racing Point ha sido penalizado con la pérdida de 15 puntos y multado con 400.000 euros, además de una reprimenda , después de que se produjeran tres protestas de Renault (Estiria, Hungría y Gran Bretaña) contra los conductos de freno en el RP20 de este año.

Parece una decisión salomónica para dejarlos con vida en el campeonato, pues si el conducto aireador de los frenos es ilegal, por ser idéntico al de Mercedes (algo prohibido en el reglamento de 2020), deberían ser descalificados de las tres carreras en ambos coches, como siempre ha sucedido cuando se trata de una infracción fehaciente y demostrada, de un artículo del reglamento técnico.

En su comunicado, la FIA dijo que no aceptaba los argumentos de Racing Point de que había diseñado los conductos de freno en su totalidad, desde cero.

La FIA reveló que Racing Point recibió un conjunto completo de conductos de freno del Mercedes de 2019 el 6 de enero.

Y aunque el diseño actual del conducto de freno delantero de Racing Point es una evolución del que llevaban el año anterior, la FIA concluyó que el concepto trasero del RP20 se basaba en lo que Mercedes había creado en su W10 de 2019.

LA FIA

“Los Comisarios reconocen que, dado que los conductos de freno cumplen con el Reglamento Técnico de F1 de la FIA 2020, no es realista esperar que Racing Point rediseñe los conductos o los diseñe desde cero».

“Por lo tanto, la sanción impuesta tiene como objetivo penalizar la ventaja que Racing Point pudo haber acumulado en el proceso de diseño de los conductos de freno que determina que no fueron diseñados por ellos».

Se descartó una descalificación de las carreras porque se considera que solo se ha violado el Reglamento Deportivo, y que el equipo no ha competido con alguna pieza que no cumpliera con las reglas técnicas.

Comparte en tus Redes Sociales