También se puede llamar «Gran Premio de La Hermandad» en Chile

Rechazo multitudinario causó la noticia sobre el nombre de la carrera más importante de la Patagonia Argentino Chilena, este debía cambiarse a raíz que un club deportivo inscribiese en los registros de Propiedad Industrial de Chile la marca y negara su uso para continuar con una tradición internacional de más de cuatro décadas.

El Club de Volantes de Porvenir otrora institución federada en Chile y ex miembro de ADELFA (Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo), lanzó una conferencia de Prensa donde comunicaba que el nombre «Gran Premio de la Hermandad» esta registrado bajo su propiedad y que nadie puede hacer uso de él, sin previa autorización de ellos.

Esta institución que preside Vicente Arteaga hace varios años (más de una década) llevó la organización de la carrera internacional desde Chile por 39 años, sin embargo la falta de estructura legal en su documentación en la época dejó sin las riendas de esta al Club de Volantes de Porvenir.

Con las nuevas leyes del deporte la carrera debe ser canalizada a través de la Federación Chilena de Automovilismo (Fadech) y mediante ella por una Asociación deportiva, que para tal efecto es Adelfa, que en su defecto igualmente podría entregar la autorización de ser ejecutada por un club afiliado a la federación. Sin embargo tras la negativa de poder organizar la versión 39, el Club de Volantes decidió renunciar a su Asociación (Adelfa) y por ende a todos sus derechos federados.

De esta manera Arteaga y su directorio buscó la manera de crear una nueva asociación, sin embargo esta no ha sido incorporada a la Fadech, por negativas de la institución nacional.

Por ende y tras no poder retomar aún la dirección de la carrera es que buscaron hasta el último recurso para que el Gran Premio de La Hermandad no se lleve a cabo, intentando truncar más de cuarenta años de historia que incluso soportó un inminente conflicto bélico en la década del 70 (1978), el que afortunadamente no se realizó, pero sí la carrera en ese año, y una vez más se corrió a frontera abierta, derribando las «banderas» y ganando la Paz bajo la consigna de La Hermandad.

Cabe destacar que sólo en ese año la carrera debió cambiar de nombre pasando a denominarse Gran Premio Internacional de Tierra del Fuego.

«Algo huele mal» 

Antes de conocerse toda esta «turbia» noticia, supimos de la marca ADELFA también se había registrado en los registros de propiedad intelectual (Inapi). En su momento no se «ataron cabos» y se pensó que era una desafortunada situación que afectaba directamente a la Asociación.

Captura de pantalla 2015-07-17 a la(s) 19.15.13
En la última edición de nuestro espacio de televisión con protagonistas del GPH y su versión 42, nos llega esta advertencia, desconocemos con que fin.

Pero aquí viene lo curioso, la marca Adelfa fue inscrita por el socio del Club de Volantes de Porvenir Daniel Barría Oyarzún que en más de una ocasión comunicó la negativa que su marca sea utilizada, incluso nombrada públicamente, siendo este medio testigo de algunas «extrañas insinuaciones», como las que se adjuntan en imágenes. La última comunicación fue mediante la emisión de nuestro espacio en televisión aduciendo el cómo debíamos llamarle a la carrera.

Captura de pantalla 2015-07-17 a la(s) 19.24.06
Noviembre de 2014 se nos entrega este mensaje público en el cual se nos informa que el socio del Club de Volantes posee la marca Adelfa. Dejar claro que jamás se utilizó de manera comercial y sólo de comunicación deportiva.

 

 

Abogado Juan José Arcos

Pese a todo, la carrera va igual. No obstante el nombre es claramente parte de la historia y por ende causó malestar generalizado, llevando el tema a las redes sociales donde ahí se manifestó el abogado y concejal de la Comuna de Punta Arenas Juan José Arcos argumentado que dentro de la ley de propiedad intelectual Nº 17.366 NO se incluye los eventos deportivos, culturales, de beneficencia entre otros. Por lo tanto si se podría llamar así la carrera.

Consultado el abogado Marcos Loaiza dijo que «El señor Arcos esta en lo correcto, sin embargo se debe estudiar detenidamente la ley para los fines que se utilizará, que al ser deportivos no tendría inconvenientes de utilizarse y que incluso se podría solicitar que revocación de algún derecho de propiedad mediante documentos históricos, incluso mediante un recurso internacional», esto en contexto generalizado y aduciendo la coherencia de la moción de su colega y concejal.

Finalmente al cierre de esta edición nos confirmó el Abogado Marcos Loaiza que no se puede negar el uso deportivo, y que la propiedad impide el uso comercial.

Ampliaremos la información. Por lo pronto deseamos que una vez más triunfe el espíritu de Hermandad que se vivirá desde Río Grande a Porvenir con cierre el la capital argentina de Tierra del Fuego.

LOGO ENERSURBike Servicewww.hbrugbystore.cl

Comparte en tus Redes Sociales