WSBK: Batallas holandesas

El World Superbike se trasladó este pasado fin de semana a “La Catedral” de la velocidad, en el circuito de Assen, Holanda.

Al igual que con la fecha anterior, tuvimos un verdadero festival de fallas mecánicas, y al igual que venimos viendo en el MotoGP los últimos años, jornadas de decepción para las motos rojas de Ducati. El problema no está tan claramente documentado como en la categoría reina, pero la nueva moto revolucionaria de Ducati -que ojo, en la categoría Superstock tiene éxito- no está rindiendo como se esperaba. Especialmente en un circuito que históricamente ha favorecido a las bicilíndricas grandotas. Carlos Checa logró el décimo puesto en ambas mangas, y fue la mejor Ducati…

Sin embargo, no es esto decir que quienes han destacado sencillamente lo hacen por descarte -“los que quedan en pie”-, ni porque sus motos posean una superioridad técnica imposible de igualar con talento de piloto. No. Como siempre, el superbike nos presentó dos mangas de lo mejor de las carreras, especialmente la segunda manga, donde casi -casi, casi, casi, casi- cambia el resultado de la carrera al último de los momentos.

El fin de semana arrancó con la mala noticia de que Leon Haslam, del equipo PATA Honda, se fracturó una pierna. Obviamente, esto lo dejó fuera de contienda, y tuvo que quedar su compañero Jonathan Rea como único representante de la marca del ala. Rea demostró, a bordo de una moto claramente inferior a las demás que es un piloto espectacular. Logró el segundo lugar en la primera manga, y luchó hasta el final con Loris Baz y Chaz Davies, hasta que el primero lo pasó, reteniendo el cuarto puesto, delante del británico que brilló en ambas mangas de la carrera anterior.

Dicho sea de paso, Loris Baz está demostrando también ser un piloto muy interesante. Caracterizado previamente por su talento en lluvia, que le brindó su primera victoria el año pasado, está demostrando que puede luchar con los grandes, entre los cuales se incluye su compañero de equipo Tom Sykes. Sykes se llevó la pole y la victoria en la primera carrera. El británico, sin embargo, pese a los visibles esfuerzos y apuestas peligrosas por recuperar la punta de la segunda carrera -que Eugene Laverty muy merecidamente le usurpó-, no pudo sino quedar a poco más de un metro del irlandés.

Mientras todo ocurría más adelante, Silvain Guintoli fue estratégico, manteniéndose siempre cercano al podio, y logrando el tercer peldaño en la primera carrera. Pero en la segunda se mantuvo fuera del peligro de la punta, y terminó cerrando el quinteto.

Así las cosas, finalizamos una tercera fecha del Superbike con una interesante tabla de puntos:

2013 – FIM Superbike World Championship

1 Sylvain Guintoli Aprilia 111
2 Eugene Laverty Aprilia 83
3 Chaz Davies BMW 83
4 Tom Sykes Kawasaki 83
5 Jonathan Rea Honda 63
6 Loris Baz Kawasaki 58
7 Michel Fabrizio Aprilia 53
8 Marco Melandri BMW 51
9 Jules Cluzel Suzuki 41
10 Davide Giugliano Aprilia 33
11 Leon Camier Suzuki 30
12 Carlos Checa Ducati 29
13 Leon Haslam Honda 29
14 Max Neukirchner Ducati 29
15 Ayrton Badovini Ducati 20
16 Ivan Clementi BMW 14
17 Federico Sandi Kawasaki 8
18 Alexander Lundh Kawasaki 7
19 Glen Allerton BMW 6
20 Jamie Stauffer Honda 4
21 Vittorio Iannuzzo BMW 2
22 Mark Aitchison Ducati 2

Guintoli cosecha las labores de su constancia, guardando todavía un cómodo primer puesto. Detrás de él, sin embargo, es donde se ha visto la mayor parte de la acción, resultando Laverty, Sykes y Davies empatados con 83 puntos en el segundo puesto. Jonathan Rea cierra el quinteto 20 puntos más atrás, pero se acercan pistas que dan poca chance a la Honda Fireblade. Habrá que ver qué puede lograr el inglés.

La siguiente fecha es el 12 de mayo en el circuito de Monza, Italia. Para que vea la carrera junto a su madre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *